DEMONEROSSO
Search Dainese

    De las necesidades de los pilotos a la intuición de Dainese

    Por DemoneRosso | 16 abril 2021 | 1 min

    Contenidos del artículo

    Barry Sheene corre muy rápido y se cae con frecuencia: es el primero en pedir más protección para la espalda
    La primera espaldera se inspira en la naturaleza: recuerda el caparazón de una langosta
    Freddie Spencer demuestra la eficacia de la espaldera al recuperarse de una espantosa caída en Kyalami
    La espaldera evoluciona entre los años 80 y 90: Kevin Schwantz es uno de los usuarios más entusiastas
    En los años 2000, el desarrollo aporta al mono protectores más ligeros, más eficaces y mejor integrados

    Nace una nueva necesidad

    A finales de los 70, Barry Sheene es el protagonista por excelencia del Campeonato Mundial de Motociclismo; el James Hunt de las dos ruedas. El británico es la estrella indiscutible de las temporadas 1976 y 1977, cuando domina la escena dentro y fuera de la pista tanto por su talento como piloto, como por su inclinación a ser el centro de atención. Pero a pesar de su imagen de estrella de rock rebelde, Sheene demuestra gran sensibilidad frente al tema de la seguridad. Es el primero que siente la necesidad de dar un paso en esta dirección, sobre todo por su propensión a probar el asfalto. El piloto británico ha estado metiendo trozos de espuma en el mono para proteger la espina dorsal desde hace tiempo. Pero esto no basta y Lino Dainese no tarda en entenderlo. Hay que encontrar algo nuevo y más eficaz para que Bazza vuelva a estar a sus anchas en una moto que roza los 300 kilómetros por hora.  

    Muchos se esperan que los fabricantes de cascos conciban un dispositivo de este tipo, siendo ellos los que manejan la fibra de vidrio y los materiales plásticos. Pero Dainese toma a todos por sorpresa en 1979 con su primer ejemplar de espaldera,  inspirada en los caparazones de las langostas, de los que toma su nombre. Presenta una capa de espuma suave combinada con una serie de placas rígidas entrelazadas que mitigan la fuerza de los golpes y la disipan a una superficie más amplia. Es la ciencia aplicada, una auténtica revolución: nadie sabe que, en pocos años, este objeto llegará a ser una parte indispensable del equipo de cualquier motociclista.

    Sheene_6_rettangolare

    Eficacia demostrada

    El éxito de la primera espaldera no se afianza enseguida. No es un secreto que los pilotos suelen tener una actitud conservadora y desconfiada ante las novedades, sobre todo al aumentar el peso de su equipo. Pero en 1984 ocurre algo convincente. El Campeonato Mundial de Motociclismo se celebra en Kyalami, Sudáfrica. Durante las sesiones de prueba, Freddie Spencer sufre una violenta caída debido a la explosión de la rueda trasera de carbono de su Honda y se golpea con violencia la espalda contra un cordón de cemento. Los presentes temen lo peor, pues desafortunadamente muchos se han acostumbrado ya a ver a los pilotos salir en camillas. Pero el estadounidense es un piloto de Dainese y uno de los pocos que llevan el protector de la espalda, que se utilizó por primera vez precisamente ese día gracias a la insistencia de Lino. Se levanta con los dos pies lesioandos, ¡pero se levanta! Tras demostrarse la eficacia del nuevo protector, muchos siguen el ejemplo de Fast Freddie. Así es como la espaldera se pone de moda y, poco después, se lanza al mercado.   

    El 1984 es el año del cambio decisivo en materia de protección en el mundo del motociclismo. La espaldera Dainese empieza a usarse no solo en los circuitos del Campeonato Mundial, sino también a las carreteras, por parte de los aficionados. Es la primera armadura diseñada para la práctica de deportes sobre dos ruedas, y a partir de ahí empieza su evolución. 

    Dainese Pro-Armor


    Flexibilidad y forma anatómica: el protector de espalda Pro-Armor con certificación de nivel 2.

    Compra ahora

    Spencer

    La evolución

    La segunda versión, mejorada, se llama BAP y llega en 1993 con Kevin Schwantz que es su primer embajador. Ha quedado claro que la protección de la espalda tiene un valor incalculable que compensa con creces la insignificante incomodidad de llevarla. Una incomodidad que se traduce en una percepción de seguridad, que ayuda a los conductores a ir aún más lejos, hacia sus límites, en busca de su máxima expresión sobre la moto. El propio Schwantz termina convenciéndose cuando, durante una visita a los laboratorios de Molvena, asiste a las pruebas de impacto de las protecciones compuestas y se da cuenta de la violencia de los golpes que logran absorber.  

    Space, un paso intermedio en 1998, abre camino a la creación, en 2002, de la espaldera Wave. Retoma la forma del caparazón del armadillo, combina capas de goma de espuma ligera, una estructura intermedia de aluminio en forma de panal y una carcasa exterior de plástico corrugado que recuerda el caparazón de este animal. Obtiene nuevos niveles de transpirabilidad, ligereza y protección. Si bien la espaldera Wave es sumamente ligera, gracias al núcleo de aluminio, la forma de panal garantiza una gran capacidad de amortiguación. Los primeros en apreciar sus cualidades y su capacidad de integrarse perfectamente en el mono son Valentino Rossi, Max Biaggi, Troy Bayliss y muchos otros pilotos de los campeonatos mundiales de motocicletas y superbikes, quienes la llevan inmediatamente a los circuitos.   

    pressa_proarm_quadrata VALE_quadrata

    Seguía representando el estado de la técnica más de una década después, cuando Manis se presentó en 2014. Con una nueva alusión al mundo natural, ahora se inspira en el pangolín, un raro mamífero cubierto de escamas rígidas protectoras. Se sigue con la innovación: se adapta al cuerpo humano y a sus movimientos, gracias a las articulaciones especiales que le permiten estirarse y flexionarse siguiendo cada curvatura de la espalda.   

    En 2016, la nueva tecnología Pro Armor se suma a Wave y Manis. El nuevo protector retoma el principio de los fractales, el lenguaje con el que la naturaleza crea estructuras complejas. Ya no se trata de una protección compuesta: utiliza un elastómero a base de carbono que puede disipar parte de la fuerza del impacto en forma de calor a través del propio material. Su superficie, con un 43 % de perforaciones, establece un récord de transpirabilidad y flujo de aire. Los tendones especiales que se unen a los paneles de Pro Armor garantizan la libertad de movimiento y facilitan el seguimiento de los movimientos y de la curvatura natural de la espalda.  

    En 2019, sale a la luz Pro Speed, la última novedad, con muchas más ventajas de las que habíamos visto hasta entonces. Retoma la estructura ultraligera de aluminio y las articulaciones laterales y las combina con una capa de EPP, que conceptualmente se parece al EPS utilizado en los cascos, capaz de amortiguar hasta los golpes más violentos. Mantiene una gran transpirabilidad gracias al 28 % de superficie perforada.  

    La gama actual se ha diseñado para responder de la mejor manera posible a todas las necesidades: de la ligereza de Wave a la transpirabilidad de Pro Armor, de la cobertura de Manis a la tecnología de Pro Speed. 

    Artículos relacionados

    Motorbike / Tech

    ¿Cómo funcionan las certificaciones de las protecciones?

    Del inventor del protector de espalda y del airbag, he aquí la guía definitiva
    Motorbike | Tech

    Guía completa de la espaldera Dainese: cuál elegir, tallas y consejos

    Cómo elegir una espaldera para la moto y qué soluciones hay para protegerse mejor y estar cómodos