DEMONEROSSO
Search Dainese

    Elegir un casco es algo muy importante para motorista. Pero, ¿cuál comprar? Esta es la lista de elementos a tener en cuenta antes de hacerte con uno.

    Por DemoneRosso | 02 diciembre 2022 | 1 min

    Contenidos del artículo

    La elección del casco adecuado para tus necesidades es un momento al que tienes que prestar mucha atención.
    Hay que tener en cuenta varios elementos para elegir de forma consciente y coherente con el uso que se hace de la moto.
    La calota exterior es lo que nos protege de los objetos y golpes externos.
    La capa de EPS, en la parte interior de la calota, es la que realmente absorbe la energía de los impactos.
    El interior absorbe las vibraciones, el sonido y garantiza confort.
    La pantalla es un elemento de protección más, además de ser importante para la vista.
    El sistema de ventilación ha de ser eficaz, para ofrecer una mayor comodidad y seguridad en todo tipo de condiciones.
    Elige el casco perfecto para ti: integral, modular, adventure o jet.

    Digamos la verdad: elegir un casco representa un momento casi religioso para un motorista. Sopesamos todas las facetas posibles antes de comprarlo: en primer lugar, hay que tener en cuenta el uso que le vamos a dar para saber por qué tipo de casco decantarse. Después, elementos esenciales como la capacidad de protección, la comodidad y la funcionalidad, y, por último, el aspecto estético. Cada uno de nosotros tiene sus propios gustos y necesidades, pero hay ciertas pautas de las que no podemos escapar, independientemente de las preferencias personales.  

    Aquí tienes una guía de los elementos a tener en cuenta antes de elegir tu próximo casco. 

     

    La calota exterior y el EPS del casco 

    La parte más destacada de un casco es la calota exterior. De hecho, se trata de un auténtico caparazón protector, hecho de diferentes materiales, a menudo en función del tipo de casco (fibra de carbono, fibras compuestas o policarbonato). La tarea principal de la calota exterior es protegerte de cualquier impacto con objetos externos, desde un encuentro trivial con un mosquito hasta auténticos impactos: la calota te protege disipando la energía de un golpe en una superficie amplia. Para adaptarse a la perfección a las diferentes tallas, suele haber varias tamaños de calota para cada casco. En el interior de la calota se encuentra otro elemento clave, el material absorbente. Si la calota exterior sirve principalmente para disipar la energía resultante de los impactos por una amplia zona, el EPS (poliestireno expandido, conceptualmente similar al poliestireno) se encarga de absorber la fuerza del impacto. Sin embargo, al no ser un material elástico, una vez comprimido y deformado no vuelve a su posición inicial: por eso, cuando ha absorbido un impacto, el casco no puede garantizar el nivel de seguridad para el que fue diseñado, y, por tanto, debe sustituirse.  

     

    El interior del casco 

    Nuestra cabeza no está en contacto directo con el EPS, sino con el interior del casco. Por lo general, están diseñados para un confort prolongado, por lo que están hechos de materiales que absorben y alejan el sudor de la piel y son hipoalergénicos. Comprueba que sean desmontables, y, por tanto, lavables (en todos los mejores cascos el interior es desmontable), también porque la posibilidad de sustituir ciertas partes del interior es útil para adaptar mejor el casco a la forma de tu cara. Por ejemplo, si tienes una cara especialmente fina puedes necesitar un acolchado de mejillas más grueso que el estándar. Pero, sobre todo, es muy importante tener cuidado con elegir la talla adecuada para nosotros. 

     

    El sistema de cierre del casco 

    Los cascos utilizan una correa como sistema de cierre que (hay que recordarlo) debe estar siempre abrochada de forma correcta, no debe quedar, por supuesto, apretada, pero tampoco debe estar lo suficientemente floja como para colgar por debajo de la barbilla. El sistema de cierre de la correa puede ser de dos tipos:  

    • en doble D, utilizado principalmente en los cascos deportivos (para pista, carretera y motocross); 
    • micrométrico, utilizado principalmente en cascos de ciudad o de turismo por su facilidad de uso. 

      

    La pantalla 

    Podría parecer una simple herramienta para asegurar una buena visión, pero la pantalla del casco es a todos los efectos una herramienta de protección. Intenta conducir con la pantalla abierta a altas velocidades... y pronto descubrirás que es imposible. Y no solo por el aire, sino sobre todo por los insectos o restos que puedan levantar del suelo otros usuarios de la carretera. Debido a esta necesidad de que la pantalla se convierta en un auténtico escudo para el rostro, tanto como lo es la calota para el resto de la cabeza, hemos aumentado el grosor de las pantallas para nuestros cascos AGV hasta en 5 mm, precisamente para ofrecer la máxima resistencia. Evidentemente, hemos cuidado la calidad óptica (comprueba que la visera del casco que vas a comprar es de clase óptica 1, la más alta, igual que la de las gafas graduadas) para no cansar tus ojos incluso después de muchas horas conduciendo. También puedes considerar los cascos con visera parasol retráctil, especialmente si planeas viajes largos en los que necesitas cambiar a menudo la pantalla clara/oscura. Recuerda que, para evitar el empañamiento en días húmedos, puedes optar por las pantallas Pinlock. 

    La homologación del casco 

    La homologación del casco asegura que ha superado una serie de pruebas que garantizan que cumple con los requisitos de seguridad previstos por la normativa vigente. Puedes comprobar la letra que indica el tipo de casco directamente en la etiqueta de homologación. En particular: 

    • la letra J indica los cascos jet; 
    • la letra P corresponde a los cascos integrales (P de Protective); 
    • P/J indica cascos modulares que también pueden utilizarse con la mentonera abierta.   

    Una pequeña pero importante aclaración sobre esta cuestión: si un casco modular lleva solo la letra P, no puede utilizarse abierto, sino solo cerrado, como un casco integral. 

     

    La ventilación 

    Otro factor que hay que valorar antes de comprar un nuevo casco es la ventilación, que debe ser lo más regulable posible y estar dotada tanto de puertos de entrada como de extractores, para facilitar la circulación del aire alrededor de la cabeza. Especialmente en el caso de los cascos destinados a utilizarse con velocidades elevadas (autopista) o muy elevadas (circuito), también es importante que la forma de la calota se haya estudiado en un túnel de viento, para disminuir la resistencia aerodinámica, aumentando así el confort y disminuyendo el ruido (el casco es más estable y silencioso a altas velocidades).  

     

    tm quadro

    AGV Tourmodular

    Casco modular ligero, cómodo e hiperprotector, preparado para el sistema de comunicación DMC integrado. Diseñado para ofrecer la máxima comodidad y seguridad en los viajes largos.

    Compra ahora

    ¿Integral, modular, adventure o jet? 

    Los cascos pueden dividirse en cuatro macrocategorías: 

    1. La primera es la de los cascos integrales, que garantizan el máximo nivel de seguridad, ligereza y aerodinámica. Son adecuados tanto para la pista como para el uso deportivo en la carretera (pero los de motocross también entran en esta categoría). 
    2. La segunda categoría pertenece a los cascos modulares, que sin duda son más adecuados para los grandes viajeros en el asfalto, gracias a sus indudables cualidades de comodidad y capacidad de adaptación a diferentes condiciones. 
    3. Luego están los cascos adventure, ideales para un uso mixto de la moto en carretera y off-road, gracias a la visera extraíble (protege de los rayos del sol y de cualquier rama y demás,) y al hecho de que pueden utilizarse alternativamente con una máscara de motocross en lugar de la clásica visera, para un uso off-road más intenso.
    4. Finalmente, la última categoría pertenece a los cascos jet, indicados especialmente para quienes utilizan motos o scooters, sobre todo en la ciudad, por su amplia visera, la rapidez con la que se pueden poner y quitar y el considerable nivel de ventilación a baja velocidad.  

     

    La fecha de caducidad del casco 

    En realidad, debes saber que no existe una fecha de caducidad real para los cascos de moto: dependería de las condiciones de uso y de mantenimiento del casco. Ya sea en la luz o en la oscuridad, ya sea que el interior se haya lavado regularmente o no... Pero, podemos decirte que algunos componentes, como el EPS y el interior, tienden a deteriorarse con el tiempo, independientemente del uso que les demos. Por tanto, en general, aunque el casco no haya sufrido ningún golpe o traumatismo, es conveniente sustituirlo al cabo de cinco años.  

     

    Te habrás dado cuenta de que elegir el casco perfecto no es tan sencillo, porque hay que tener en cuenta varios parámetros. Por supuesto, lo más importante es saber qué vas a hacer con él. Una vez que hayas decidido el sector, se te abrirán un sinfín de posibilidades. 

    PRODUCTOS QUE TE PUEDEN GUSTAR

    DAINESE21AGV.00004OF_SN006063_CLOSEUP05

    AGV Pista GP RR

    Compra ahora
    201251E4OY_005_1

    AGV Tourmodular

    Compra ahora

    Artículos relacionados

    Motorbike | Tech

    Cómo elegir el casco de turismo perfecto

    Protección, ligereza, funcionalidad y confort: las características esenciales de los cascos modulares
    Motorbike | How to

    Limpieza y desinfección del casco de moto: por dónde empezar y cómo hacerlo bien

    El casco es el mejor amigo del motociclista: te enseñamos cómo mantenerlo siempre limpio y brillante.