DEMONEROSSO
Search Dainese

    Normativa, pruebas y niveles. La guía completa para la certificación de calzado técnico para motociclismo.

    Por DemoneRosso | 21 junio 2022 | 1 min

    Contenidos del artículo

    Un zapato certificado protege contra lesiones en caso de accidentes, pero también de simples caídas estando parados.
    El calzado de moto está certificado según la norma europea EN13634, que contempla dos niveles de certificación.
    Para obtener la certificación, los zapatos y las botas se someten, entre otras, a pruebas de abrasión, resistencia al impacto y resistencia al corte.
    La etiqueta indica los niveles de resistencia a la abrasión, resistencia al corte y rigidez transversal de la suela.

    No solo en la pista o en largos trayectos en moto. El calzado de moto certificado es de gran importancia también (y sobre todo) en la ciudad. Es decir, en aquellas rutas en las que, como constatan los datos, es más probable que se produzcan accidentes, por ligeros que sean, que pueden poner en peligro el pie y sus articulaciones. Es importante tener en cuenta que no es necesario caerse para sufrir lesiones en los pies o en los tobillos cuando no se utiliza una protección adecuada. Piensa en todas las veces que ponemos los pies en el suelo, en cada parada, cruce o semáforo, sin el debido cuidado. Un momento de distracción es suficiente para arrepentirse de no llevar un par de zapatos adecuado, aunque uno no se caiga. 

     

    Estilo y seguridad 

    Actualmente, existe calzado de todo tipo que combina las necesidades de confort con las de estilo y seguridad, y que permite acometer un viaje corto en moto o scooter, tanto de camino al trabajo como durante el tiempo de ocio, sin tener que preocuparse por la comodidad y la funcionalidad. Tanto si se trata de un trayecto urbano como de un paseo dominical por la colina, siempre se puede encontrar el calzado adecuado, desde las más sobrias zapatillas deportivas hasta el calzado alto deportivo, perfecto hasta para las salidas más agotadoras. 

     

    La importancia de la certificación 

    ¿No es suficiente usar un botín alto o una bota para estar protegido de un accidente o un resbalón fortuito en moto? La respuesta es No: el calzado técnico de moto, a diferencia de cualquier calzado informal o botines, es un EPI, equipo de protección individual, y como tal se rige por una norma europea de referencia, en este caso la EN 13634:2017.  

    El calzado de moto forma parte de los EPI de categoría 2, que se conocen como productos de riesgo medio. Los EPI de categoría 1 son los productos de bajo riesgo que no requieren certificación, por ejemplo, los guantes de jardinería, mientras que los productos de categoría 3 son los de alto riesgo, por ejemplo, las botas de los bomberos. 

    El calzado certificado debe superar una serie de pruebas de laboratorio que abarcan, entre otras, la abrasión por impacto, el corte por impacto, la rigidez transversal, el desprendimiento de la suela y la resistencia a la abrasión del forro.  
    El organismo notificado responsable de la certificación desmonta literalmente el calzado para poder realizar las pruebas de cada componente y material.  

     

    ¿Qué pruebas debe pasar este tipo de calzado? 

    La prueba de abrasión por impacto se utiliza para simular la abrasión del calzado sobre el asfalto y consiste en poner una muestra de material del empeine, o una composición de materiales (por ejemplo, microfibra exterior, capa de refuerzo intermedia y forro), en contacto con una cinta de papel abrasivo de grano 60 que se desplaza a una velocidad de 8 m/s y comprobar su deterioro. Para conseguir la certificación de nivel 1, la muestra debe resistir al menos 5 segundos, para el nivel 2 debe resistir al menos 12 segundos. 

    Para la prueba de rigidez transversal, el zapato o la bota se coloca bajo una prensa que intenta aplastarlo transversalmente, midiendo así la resistencia de la suela a la deformación cuando se le aplica una carga.  

    El ensayo de corte por impacto consiste en dejar caer una cuchilla sobre la muestra (que simula el producto acabado, por tanto se trata de una composición de materiales). La hoja cae a una velocidad de 2,8 m/s y se comprueba la profundidad en mm hasta la que ha penetrado la hoja. No más de 25 mm para obtener la certificación de nivel 1, no más de 15 para obtener el nivel 2. 

    La prueba de abrasión de la suela funciona de manera similar a la prueba de abrasión por impacto. Una prueba similar pone una muestra de la suela en contacto con una superficie rugosa en movimiento para comprobar su resistencia al roce prolongado con el asfalto. 

    En cambio, la prueba de abrasión Martindale pone a prueba la resistencia del forro interior, simulando así el desgaste debido al roce con el pie o el calcetín debido a un uso prolongado. La prueba simula un desgaste comparable a unos 25.600 ciclos. 

    Para obtener la certificación, se realiza la prueba de desprendimiento entre la suela y el empeine, para comprobar el nivel de unión entre las piezas y la fuerza necesaria para arrancar literalmente la suela del resto del zapato.  

    Calzado de moto de verano


    El calzado de moto certificado para hombre y mujer de Dainese se ha diseñado para ofrecer la máxima seguridad y comodidad tanto en la conducción deportiva como en la urbana.

    Compra ahora
     

    Qué dice la etiqueta 

    En función del resultado de las pruebas, los zapatos de moto obtendrán la certificación o no, y una indicación del nivel de protección. Los que pasan las pruebas llevan un pictograma en la parte inferior de la lengüeta que sirve para indicar que están certificados. Allí se encuentra la norma de referencia y el nivel final, que será de tipo 1 o 2 en función de su capacidad de protección. Por lo tanto, los que tienen la certificación de tipo 2 tendrán más protección que los que tienen la certificación de tipo 1. 

    En la etiqueta hay cuatro números: el primero indica la altura del empeine, el segundo el nivel de abrasión por impacto, el tercero el corte por impacto y el cuarto la rigidez transversal. Estas cuatro pruebas ofrecen una idea de la capacidad de protección del calzado en cuestión.  

    Hay que tener en cuenta que cada zapato o bota no tiene por qué ser todo de nivel 1 o todo de nivel 2: cada prueba se evalúa de forma individual. Excluyendo la evaluación de la altura del empeine, será posible por ejemplo que un zapato obtenga el nivel 2 en las pruebas de abrasión por impacto y de corte por impacto, pero solo el nivel 1 en la prueba de rigidez transversal: todo esto se puede entender fácilmente leyendo la etiqueta. 

    La estructura interna de fibra de carbono de Axial D1
    La estructura interna de fibra de carbono de Axial D1

    El nivel importa, pero no lo es todo 

    Lo que la etiqueta no explica es la seguridad activa que proporciona un zapato o una bota. Sobre todo en algunos calzados, como las botas de pista más avanzadas, como las Dainese Axial D1, la ligereza general y la libertad de movimientos pueden suponer un mayor nivel de seguridad general que la mera protección y resistencia a los impactos y cortes. La razón es fácil de entender, y no por ello trivial: la libertad de articulación y el perfecto control de los mandos de la moto en este tipo de contextos hacen que haya menos probabilidades de que se produzcan accidentes o situaciones de peligro. Esto es lo que llamamos seguridad activa: la capacidad de un protector de limitar la posibilidad de que se produzca un accidente. 

    Volviendo a tomar como ejemplo la bota Axial D1, la misma que llevan los pilotos de MotoGP, viene bien explicar por qué solo consigue la certificación de nivel 1 en algunas de las pruebas a las que se somete, como las de abrasión por impacto y corte por impacto. En estas pruebas, como se ha mencionado antes, se examina una muestra del empeine del producto acabado. Pero en el caso de la Axial D1 no se tiene en cuenta la estructura de fibra de carbono rígida y altamente protectora del interior del empeine. Es fácil entender cómo, en conjunto, una bota de este tipo puede ofrecer un nivel de protección difícil de igualar. 

     

    Tanto si se prefiere el calzado técnico como las botas, que se elegirán en función de cómo se utilice la moto, es importante prestar atención a lo que se lleva. Incluso en los pies y los tobillos, que con frecuencia se descuidan cuando se trata de protección. El calzado certificado puede marcar una verdadera diferencia, y no solo desde el punto de vista de la seguridad, sino también de la confianza en los mandos y en el control general de la moto. 

    PRODUCTOS QUE TE PUEDEN GUSTAR

    1795204_001_S (2)

    Freeland Gore-Tex®

    Compra ahora
    DAINESE21M.00004CS_SN005644_CLOSEUP02 (1)

    Energyca Air

    Compra ahora
    201775207_604_F (1)

    Metropolis

    Compra ahora

    Artículos relacionados

    Motorbike | Tech

    ¿Cómo funcionan las certificaciones de chaquetas y pantalones para moto?

    De los inventores de las protecciones, llega la guía completa
    Motorbike / Tech

    El MotoGP™ en tus botas

    Axial Distortion Control System: desde hace 20 años, lo mejor en protección y control tanto en la pista como en la carretera