DEMONEROSSO
Search Dainese

    Los consejos de Dainese y lo que tener en cuenta al comprar un nuevo casco de esquí.

    Por DemoneRosso | 02 diciembre 2021 | 1 min

    Contenidos del artículo

    Con el avance de la tecnología, nacen nuevas soluciones, y, con ellas, nuevas opciones en la gama de cascos de esquí
    El material de la calota es una de las principales características de los cascos: hay modelos de carbono, fibras compuestas, ABS y policarbonatO
    El sistema de cierre puede ser micrométrico, el más avanzado y rápido de abrochar, o con la tradicional hebilla ITW
    El ajuste del casco puede ser fijo, como en los modelos más racing, o regulable mediante rotor en los cascos más versátiles
    La ventilación es un elemento fundamental para la comodidad, no solo en los días más calurosos y a pleno sol
    La construcción del interior con materiales avanzados y transpirables es útil para alejar el sudor de la cabeza

    El casco es el primer y más fiel compañero de cualquier esquiador, tanto para el deportista olímpico como para el aficionado. Con el desarrollo de tecnologías siempre nuevas, el abanico de opciones por lo que se refiere a la gama de cascos de esquí también se está ampliando, y es cada vez más difícil elegir. 

    Pero, ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir un nuevo casco? ¿Cuáles son los aspectos diferenciadores entre un producto de competición y otro más versátil que se puede utilizar en cualquier contexto? Vamos a descubrir todos los elementos y analizarlos detenidamente para orientarnos en el mundo de los cascos de esquí. 

     

    ¿Qué material conviene elegir? 

    La primera y fundamental característica para definir el destino de uso de un casco de esquí es el material de la calota, que puede ser de fibra de carbonofibras compuestaspolicarbonato o con la incorporación de un anillo sólido de ABS que envuelve la cabeza del esquiador. 

    Los modelos con calotas de fibra son los preferidos para un uso más racing, empleados por los deportistas en las competiciones. Se han diseñado para aguantar las mayores tensiones que pueden darse en la pista y para llevar el rendimiento al nivel más alto. La fibra de carbono, en particular, es un material de alta resistencia mecánica, siendo esta una capacidad que ayuda a soportar grandes esfuerzos sin llegar a romperse. Con la fibra de carbono se puede obtener un excelente nivel de seguridad con espesores reducidos, por consiguiente el peso es muy bajo. 

    Las fibras compuestas tienen características parecidas a las del carbono, pero los espesores para el diseño de la calota son ligeramente mayores y por eso el casco pesará un poco más, sin abandonar la gama de cascos de competición de ultrarrendimiento.  

    Los modelos más versátiles, para usar en pistas a 360 °, cuentan con calotas de policarbonato, un material plástico que tiene la ventaja de ser fácil de trabajar, para obtener un producto acabado bastante más sencillo que los de fibra. Los cascos más modernos de este tipo incorporan una estructura anular de ABS, un termoplástico de alta resistencia que protege la cabeza en los puntos más expuestos. En cambio, el resto de la calota solo está compuesto por policarbonato, para lograr un equilibrio perfecto entre protección y ligereza. 

     

    El sistema de cierre del casco de esquí: ¿cuál conviene elegir? 

    Hay dos tipos de sistemas de sujeción para cascos de esquí. Los modelos más modernos y avanzados, incluidos los de competición, presentan un cierre micrométrico, una lengüeta dentada que se desliza en el mecanismo de cierre. Es muy práctico de utilizar incluso con guantes, y para soltarlo solo hay que tirar de la palanca del mecanismo. 

    El cierre más sencillo es el que lleva hebilla, que además es resistente, práctico y fácil de poner y quitar hasta con los guantes puestos. 

     

    La regulación del casco para obtener un ajuste perfecto 

    La precisión del ajuste es un aspecto fundamental para el confort y la seguridad. Por eso, los modelos más modernos y versátiles cuentan con sistemas de regulación del ajuste para personalizar milimétricamente el ajuste del casco. Estos ajustes se accionan fácilmente utilizando un rotor colocado en la zona de la nuca. Se trata de un procedimiento instantáneo, que puede realizarse hasta con los guantes y el casco ya puestos, para adivinar el tamaño correcto de la circunferencia la primera vez que uno lo intenta 

    Los modelos de competición, menos basados en la comodidad y más en el rendimiento, son tradicionalmente más sencillos, en un intento por ahorrar hasta el último gramo de peso posible, y por eso no llevan ajustes de este tipo. Elegir la talla correcta, en este caso, cobra aún más importancia. Por lo tanto, se recomienda encarecidamente probarse el casco antes de continuar con la compra. 

    nucleo quadro grande

    Nucleo MIPS Pro


    Casco de esquí con construcción híbrida, ligero y aerodinámico. Con sistema MIPS, cierre micrométrico y un diseño exclusivo inspirado en las carreras. Diseñado para disfrutar de la máxima protección.

    Compra ahora

    El sistema de ventilación del casco de esquí 

    Una ventilación correcta, especialmente en los días soleados, cuando el termómetro sube varios grados sobre cero, es un factor determinante para la comodidad, y, en definitiva, para la seguridad. Por lo tanto, el diseño de conductos de aire funcionales no es ningún lujo superfluo. Mantener la cabeza siempre fresca en el punto correcto ayuda a mantener la concentración y evita distracciones debidas a la falta de comodidad. 

    Los cascos más versátiles, diseñados para un uso prolongado, cuentan con sistemas de ventilación avanzados que consisten en tomas de aire en la parte delantera de la calota, conductos internos y rejillas de ventilación traseras. El aire que entra por la parte delantera se canaliza hacia una cavidad que pasa por encima de la cabeza y traslada hacia afuera, a través de las aberturas traseras, el exceso de humedad y calor. 

    También es importante que las tomas de aire y todo el sistema de ventilación interno estén diseñados y estructurados para que la nieve y el agua no entren en contacto con la cabeza, ni siquiera al esquiar en las condiciones climáticas más difíciles.  

    Los modelos más deportivos tienden a no seguir esta lógica debido a que, al ser el resultado de las competiciones, se han diseñado para carreras cortas y de alta intensidad, más que para largas jornadas en las pistas. Mantenerse fresco sigue siendo un elemento fundamental, pero las calotas, en este caso de fibras compuestas, suelen estar más orientadas a la aerodinámica y las aberturas están presentes en menor número. 

     

    Cómo ha de ser el casco de esquí por dentro 

    El diseño interior no solo es un elemento de confort, sino también de protección. Llevar un casco que tras varias horas no crea la menor incomodidad es una ayuda importante para la concentración, de la que deriva directamente la seguridad del esquiador. Por eso, el interior de los cascos debe contar con materiales sumamente transpirables, que alejen eficazmente el sudor de la cabeza del esquiador. El acolchado debe forrarse con tejidos antibacterianos y antiolor. 

    La ergonomía del casco también depende de la calidad del interior. El acolchado termoformado mejora aún más la comodidad y ofrece una precisión de ajuste excelente, para disfrutar de un fit perfecto incluso en plena acción. 

     

    Seguridad en cada detalle: ¿Qué es el MIPS? 

    MIPS - Multi-directional Impact Protection System lleva diez años siendo el sistema por excelencia para la protección contra impactos oblicuos. Este tipo de impactos tiene como consecuencia las aceleraciones rotacionales de la cabeza, que, según los estudios más recientes del sector, se encuentran entre las principales causas de daño cerebral grave. Las colisiones oblicuas, o angulares, son las que ocurren con mayor frecuencia en la vida real, de hecho es raro que ocurra un impacto en una dirección perfectamente perpendicular a la superficie que la amortigua. 

    El funcionamiento del inserto de MIPS es muy sencillo: este tiene como objetivo rotar la cabeza dentro del casco, favoreciendo el deslizamiento con respecto a la calota exterior gracias a un inserto deslizante. Es precisamente este deslizamiento el que disipa parte de la fuerza del golpe, por tanto la intensidad general del impacto que se transmite a la cabeza se reduce drásticamente. 

    Los cascos que integran esta solución, que aumenta la seguridad de la protección, se distinguen de inmediato por el color amarillo del inserto, que se puede identificar observando el interior del casco. 

     

    Las homologaciones de los cascos de esquí 

    A la hora de comprar un casco nuevo, también es recomendable prestar atención a las homologaciones del mismo, que garantizan su nivel de protección. Las certificaciones difieren de un país a otro, en función de las normas y estándares de seguridad determinados por cada legislación.  

    Entre las normas de homologación más habituales se encuentra la europea CE EN 1077, de Tipo A o Tipo B, en la que A indica una superficie completa de cobertura, mientras que B no incluye las orejas y permite una mayor ventilación. Además está la American ASTM (American Society of Testing Materials) F-2040 y, que solo se exige para las competiciones, FIS RH 2013. 

    Estas homologaciones garantizan que el casco adquirido cumple con unos excelentes requisitos de seguridad, certificando su alto nivel de protección. 

     

    Tanto si buscas un modelo orientado al rendimiento como un casco más versátil, para pasar días enteros en las pistas, es importante orientarse con criterio en la oferta cada vez más amplia de cascos de esquí. Desde el carbono hasta las fibras compuestas, pasando por el policarbonato y el ABS, hasta los distintos sistemas de cierre, los canales de ventilación, las homologaciones y mucho más: hay un sinfín de elementos a tener en cuenta. Con el avance de la tecnología, la gama de opciones se amplía cada vez más, por eso conviene documentarse para poder elegir bien.  

    PRODUCTOS QUE TE PUEDEN GUSTAR

    R001 Carbon

    Nucleo MIPS Pro

    Compra ahora
    R001 Carbon

    R001 Carbon

    Compra ahora
    R001 Fiber

    R001 Fiber

    Compra ahora
    Elemento MIPS

    Elemento MIPS

    Compra ahora

    Artículos relacionados

    Motorbike | History

    Todos los cascos de Valentino Rossi

    26 años de carrera y evolución con AGV, entre diseños especiales y los colores del nueve veces campeón del mundo
    Motorbike / Tech

    ¿Cómo elijo el casco adecuado para mí?

    Integral, modular o adventure. Aquí está la guía para descubrir las características y ventajas de cada tipo.